Testimonio

Soy madre y exalumna del colegio. Se nota un cambio maravilloso en todos los aspectos y puedo decirlo porque lo conozco desde hace muchos años. Mis dos hijos están encantados. El mayor ya está en la facultad y está muy bien preparado. Por supuesto que ha tenido que trabajar, pero precisamente eso es educativo: esfuerzo para obtener resultados. Los profesores los han apoyado siempre. Es más, ha ido recientemente para pedir consejo en alguna asignatura de la facultad y ha faltado tiempo para ayudarle. Solo puedo dar las gracias al colegio.

María López
antigua alumna y madre